¿Necesitas ayuda?
9 signos de que eres una madre o padre sobreprotector

9 signos de que eres una madre o padre sobreprotector

Claro que todos queremos proteger a nuestros hijos pero ¿te estás convirtiendo en un padre que obstaculiza a sus hijos de alcanzar su máximo potencial?
Haces TODO por tus hijos


¿Mantienes a tus hijos cerca? ¿tal vez demasiado cerca? Manejar cada aspecto de su vida no es bueno para él o ella ni para ti.
Hacer todo por ellos puede hacer que tu hijo/a deje de intentar conseguir objetivos o de que encuentre intereses que perseguir.
Ábrete a dejarlo/a decidir acerca de qué le gustaría hacer, desde tener un nuevo pasatiempo hasta una pijamada en la casa de un amigo.
Intentas por todos los medios de que no se equivoque


Nadie quiere equivocarse. A veces incluso nos cuestionamos mucho deseando ser padres perfectos, lo que nos lleva a pensar que somos malos padres. Este miedo a fallar puedes hacer que muchas veces intentemos que nuestros hijos tampoco fallen.
Sin embargo, los niños van a equivocarse y eso está bien. Déjalos experimentar el equivocarse y el volver a intentarlo, te podría sorprender. Así que si no hace su tarea porque no estuviste recordándoselo, él verá al profesor y descubrirá alguna manera de hacer el trabajo. De esta forma, se va formando algo más importante, su independencia.
No le enseñas responsabilidad


Tiendes su cama, limpias su cuarto, lavas su ropa. Todos sabemos que es más fácil y rápido hacerlo tú; sin embargo, esa podría ser una importante lección para tu hijo/a. Los más pequeños también pueden ayudar mientras aprenden a ser responsables.
Tómate el tiempo de enseñarles cómo limpiar su cuarto, incluso si eso significa que le ayudarás una última vez y tomarás fotos para mostrarles cómo debe quedar. Recuerda asignarles tareas de acuerdo a su edad para que todos ayuden equitativamente.
Lo sobre consuelas


Sé que te rompe el corazón ver a tu niño/a triste, ya sea por una herida o porque un niño es malo con él/ella. Queremos hacerlo sentir mejor y eso usualmente significa sobre consolarlo.
No es que quieras malcriarlo pero, lo que pasa es que no lo estás dejando regular sus emociones para sentirse mejor por él/ella mismo/a. Lo que no quiere decir que no estés ahí.
Dale un beso en su herida o un fuerte abrazo mientras hablan del niño que lo molestó, solo no te vayas muy allá y le compres un helado, un nuevo juego o una noche de películas en el cine.
Quieres escoger a sus amigos


Pero si Pedrito es un buen niño ¿mi hijo/a debería ser su mejor amigo/a no? ¿Qué hermoso sería poder escoger a sus amigos no? Pero ¿quisieras que tus padres escogieran los tuyos?
No es malo intentar acercarlos a otros niños pero sí, forzar una amistad porque “sería genial que fueran amigos”.
Hay una buena razón para interferir, eso sí, y es cuando esa amistad es dañina física o mentalmente.
Le recuerdas que el mundo es peligroso siempre


Mantener a tus hijos seguros es la prioridad número 1, pero, asustarlo en cada pequeña cosa que hace, no es lo mejor.
Si te cachas diciendo le constantemente cosas como: “¡No!” y “¡No hagas eso!”, tú debes parar porque todo lo que tu hijo/a escucha son las negativas que vienen de todos lados con cada cosa que intenta hacer. Si está jugando en la calle, obviamente querrás que juegue dentro de la casa, pero si está en los carritos chocones, puedes relajarte y dejar que se divierta.
No lo dejas probar nuevas cosas


Tal vez quiere aprender a tocar el piano pero tú sabes que le va bien en fútbol. O tal vez quiere tomar talleres en otro lado pero tu sabes que en el que está, le va perfecto.
A veces no los dejamos decidir y nos cerramos en una sola opción. Y tal vez no sea muy bueno/a en esa actividad pero quiere intentarlo y eso está bien.
Deja que tu hijo/a tome algunas decisiones de sus intereses u objetivos, eso le dará más libertad y lo/a hará más independiente, que es lo que todos queremos para nuestros hijos.
Lo vigilas todo el tiempo


Los profesores te mantienen informado de lo que hacen tus hijos todo el tiempo. No puede ir a la casa de un amigo/a sin llamarte cada hora. Siempre le estás preguntando si está bien o si puedes hacer algo por él/ella.
Nosotros solo queremos asegurarnos de que está bien pero los podemos asfixiar o asustar en el proceso.
Sí, estar en contacto con sus profesores está bien, asegurarte de que llego a la casa de su amigo/a o que está bien, solo intenta crear un balance entre estar “al tanto” y saber qué hace cada 5 minutos.
Lo has puesto en una burbuja


Si tan solo la vida fuera tan simple. Hoy en día, los niños juegan videojuegos donde se matan y que no hubiéramos creído posibles, o pueden ver imágenes en la TV que antes solo eran para canales pagados.
Claro que quieres protegerlos de cualquier cosa que los pueda dañar, sin embargo, por mucho que querramos alejarlos del mundo real, sabemos que es imposible.
Es mejor que tú les enseñes de lo que puede encontrar en el mundo a que se entere por sus amigos o que se meta en una situación que no entiende. La burbuja no podrá protegerlo entonces y tú querrás haber sido el padre/madre que le enseñara esas cosas.
Compartir
Comparte en WhatsApp

Artículos relacionados
4 programas que promueven el empoderamiento femenino
4 programas que promueven el empoderamiento femenino
En el Perú, 5 de cada 10 peruanos son mujeres; sin embargo, …
¿Cómo enseñarles a los niños sobre finanzas?
¿Cómo enseñarles a los niños sobre finanzas?
Uno de los regalos más valiosos que puedes darle a tus hijos …
9 signos de que eres una madre o padre sobreprotector
9 signos de que eres una madre o padre sobreprotector
Claro que todos queremos proteger a nuestros hijos pero ¿te estás convirtiendo …
¿Te gustó este artículo? Compártelo
Comparte en WhatsApp